jueves, enero 20, 2011

Me cuesta elaborar lo que me está sucediendo.

3 balas. Una para mi madre, una para mi hermano, otra para el hijo de puta que quería matarles y ahora se enfrenta a una orden de alejamiento y a un jucio con su ex mujer.

También otra amenaza grave pero superada para mi salud.

Lo bueno de estas situaciones es que me siento arropada por muchas personas y que me permite saber con quién puedo contar y quién no. Gracias por la avalancha de cuidados.

Lo malo, que también es bueno, es que a veces descubro lo contrario. Una persona con la que esperaba contar y resta en vez de sumar.

5 comentarios:

  1. Anónimo8:51 p. m.

    Me asustas. ¿Te ha pasado eso que cuentas?, ¿o es argumento literario?. Puf.

    ResponderEliminar
  2. Me encanaría poder decir que es una licencia literaria, pero no es así.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo1:41 p. m.

    Mi apoyo, soy la que ya sabes. Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Te leo desde hace relativamente poco tiempo, pero si necesitas algo puedes contar con mi apoyo. Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  5. Gracias por el apoyo a las dos

    ResponderEliminar